jueves, 24 de diciembre de 2015

Breve historia del Christmas navideño


El ritual de las tarjetas de Navidad, se remonta a la mitad del siglo XIX. Algunas fuentes dicen que fue Thomas Shorrock, de Leith, Escocia, quien, en la década de 1840, hizo unas tarjetas con un seño sonriente y la leyenda "A Guide new year tae ye."

FUENTE

Pero sin embargo, los créditos del invento se lo lleva Sir Henry Cole, que sería el primer director del Victoria and Albert Museum de Londres. El encargó a John Callcott Horsley 1.000 tarjetas navideñas gen 1843. En ella se veía una familia brindando y disfrutando de una fiesta de navidad, flanqueada a ambos lados por imágenes de almas bondadosas que participan en actos de caridad. Tiene una leyenda deseando "Una Feliz Navidad y un Feliz Año Nuevo"

FUENTE

Con los avances en la impresión y eñ servicio de correo, la práctica de enviar tarjetas de Navidad se puso de moda. Por la década de 1880, era una parte integral de la Navidad. La práctica prosperó en medio de la industrialización, los parientes vivían repartidos geográficamente y las mujeres se encargaron por medio de los Christmas de unir a la familia por la época navideña.

Como la Tarjeta de Navidad se arraigó, los fabricantes se apresuraron a cubrir la demanda. El más conocido fue el emigrante alemán Louis Prang, quien produjo a precios razonables atractivas tarjetas navideñas.

Tarjeta de Louis Prang  FUENTE

En 1900, el British Medical Journal sacó una nueva serie de tarjetas de Navidad con impresiones que parecían fotografías. Había mucha variedad de temas en las nuevas tarjetas, paisajes, dibujos patrióticas... A finales de la década de 1920, la industria empleaba a más de 5.000 trabajadores estadounidenses en 40 fábricas. Los nuevos diseños anuales eran producidos por artistas bien remunerados y estrechamente vigilados para evitar la copia de las empresas rivales. En 1930, la Biblioteca Pública de Nueva York organizó una exposición para destacar la variedad de técnicas utilizadas por los artistas americanos en los Christmas.

En 1949, una joven checa de siete años de edad, Jitka Samkova, pintó un cuadro "Gracias" para agradecer la ayuda que UNICEF había dado a su pueblo.Esta fue la primera tarjeta de Navidad de UNICEF. En la década de 1940, muchas organizaciones no lucrativas recaudaban dinero mediante la venta de tarjetas de Navidad con el logotipo de su institución o una imagen inspirada en su labor social.

Imagen del UNICEF
FUENTE

Nuevos desafíos a la tradición continúan surgiendo. Gracias a Internet, los avances en software, y la proliferación de la fotografía digital, los consumidores hoy en día tienen una gran cantidad de opciones eficientes y de bajo costo para mantenerse en contacto. Tarjetas personalizadas se pueden producir con unos pocos clics del ratón y enviarlas por correo electrónico. Mientras que algunos se aferran a la tradición de enviar tarjetas físicas, es justo preguntarse cuánto tiempo va a seguir siendo una parte de nuestra cultura.

Vía: Daily jstor

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog