lunes, 3 de julio de 2017

Georg Elser: El carpintero que intentó matar a Hitler


Johann Georg Elser (1903-1945) fue un campesino y carpintero originario de Suabia (región histórica de Alemania), opositor al régimen nacionalsocialista. Es especialmente conocido por el intento de asesinar a Adolf Hitler y otros miembros del Partido Nazi, mediante una bomba colocada en la cervecería Bürgerbräukeller de Múnich, el 8 de noviembre de 1939.

Georg Elser 2-12179.jpg
Georg Elser  FUENTE

El 8 de noviembre de 1939, Hitler estaba pronunciando su discurso anual en la cervecería Bürgerbräukeller de Munich. Lo que Hitler no sabía era que a unos pocos metros de él había una bomba que estaba a punto de estallar. Esta bomba había sido colocada por Georg Elser, tras varias semanas de trabajo.

Hitler comenzó su discurso, a la misma hora como cada año, pero en esta ocasión, tenía ganas de volver rápido a Berlín para planificar sus movimientos militares y el Führer se fue temprano. Trece minutos después, la bomba explotó, causando ocho muertos y grandes daños materiales. El techo se derrumbó justo encima de donde Hitler había pronunciado su discurso.

Por esos escasos 13 minutos, Hitler sobrevivió dirigiendo Alemania, durante cinco años más de guerra y genocidios. El periódico nazi, "Völkischer Beobachter", tituló la acción como: "La salvación milagrosa del Führer". El régimen nazi, sin duda, habría continuado sin Hitler, pero los historiadores creen que podría haber acortado la guerra.

Cervecería después del atentado  FUENTE

Elser era un hombre de clase obrera, que estuvo un breve tiempo asociado a un grupo comunista. Tenía un profundo sentido de la justicia. Cuando los nazis llegaron al poder, comenzó a hacer pequeños gestos de desafío, tales como negarse a escuchar los discursos de Hitler.

Gelser fue detenido pocos días después por la Gestapo, tratando de cruzar la frontera con Suiza. La transcripción de su interrogatorio fue descubierta en la década de 1960. Elser había comenzado a trabajar con explosivos en una empresa de armamento en Suabia. Más tarde comenzó a trabajar en la cervecería Bürgerbräukeller de Munich. Sus habilidades para la carpintería y ebanistería fueron de un valor incalculable, para desarrollar el atentado contra el Führer.

Durante más de 30 noches, se ocultaba al cierre dentro de la cervecería, trabajando durante la noche, cahuecando un pilar del escenario para colocar una bomba. Todo estaba meticulosamente planeado. Los ruídos fueron sordos, cada astilla recogida y eliminada.

En lugar de ser ejecutado inmediatamente, se le mantuvo con vida en un campo de concentración durante la guerra y fue ejecutado en Dachau en abril de 1945. Su familia fue condenada al ostracismo en su ciudad natal durante décadas. Todas las personas que hicieron algo en contra de los nazis fueron vistos como traidores - no sólo en la Alemania nazi, sino también en Alemania de la posguerra.

Angela Merkel ha reconocido a Elser como un héroe de la resistencia anti-nazi.

Placa dedicada a Georg Elser  FUENTE


Vía: BBC


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog