viernes, 6 de julio de 2018

Cuando los químicos, la electrólisis y los Rayos X se empleaban en la depilación femenina


Antes del siglo XX, la ropa de las mujeres era poca reveladora del vello que había debajo de ella. Sólo la cara y el cuello eran posibles objetivos para la depilación.

En el siglo XVIII las mujeres con tez de porcelana eran consideradas muy bellas. El rostro de una mujer debía reflejar su carácter interno. Eliminar el vello facial no era sólo una cuestión de estética sino también de moralidad. Los manuales del siglo XVIII y las guías de etiqueta contenían recetas depilatorias para mujeres. Ceras de zapateros o resinas de árboles eran algunos de los ejemplos para esos pelos. Ambos elementos extremadamente dolorosos.

A comienzos del siglo XIX, los depilatorios caseros fueron reemplazados gradualmente por otros industriales. Los productos químicos para separar la piel, de la carne de un animal muerto se anunciaban como productos de belleza para las mujeres. Estos productos químicos se vendían a las mujeres como depiladores corporales. Como no había supervisión del mercado depilatorio, los productos industriales de "belleza" mutilaron, desfiguraron y mataron a miles de mujeres.

Aplicando un depilatorio químico en 1907  FUENTE

Tanto la posición de la mujer en la sociedad como la moda cambiaron en el siglo XX. Los dobladillos comenzaron a levantarse. En 1915, habían alcanzado la mitad de la pantorrilla, y en 1927, estaban justo debajo de la rodilla. Como resultado, el cuerpo de la mujer con sus áreas velludas era revelado gradualmente.

En la primera mitad del siglo XX, los métodos de depilación que se utilizaban anteriormente siguieron siendo populares a pesar de que muchas mujeres habían pagado con su vida esos tratamientos. Aparecieron nuevas técnicas como alternativa a los depilatorios industriales. Una de ellas era la electrólisis, que consistía en la inserción de una aguja impulsada por una batería galvánica directamente en el tallo del cabello. La corriente eléctrica acababa con la raíz del pelo y los tejidos circundantes. Era un proceso muy doloroso, especialmente si el área depilada era grande.

Máquina de electrólisis de pedal con agujas  FUENTE


Luego llegó la depilación con rayos X, que se publicitó como segura y sin dolor. La mayoría de las clientes de los salones de belleza con depilación de rayos X eran mujeres de clase trabajadora con un ingreso bajo o medio. Frecuentaban estos salones a pesar del costo prohibitivo del tratamiento porque esperaban que una apariencia mejorada les abriera nuevas oportunidades económicas.La práctica fue abandonada a fines de la década de 1940 debido a amplio reconocimiento del riesgo de la radiación y las acciones legales tomadas por las clientes que sufrieron lesiones durante el tratamiento.

Máquina de Rayos X para depilación  FUENTE


Los estudios sobre las glándulas en la década de 1940 llevaron al descubrimiento de que había hormonas "masculinas" que se encuentran en las mujeres y hormonas "femeninas" que se encuentran en los hombres. La ciencia glandular entró en el mundo de la depilación controlando regulando la secreción hormonal de las mujeres. El vello no deseado podía eliminarse en las décadas de 1950 y 1960 prescribiendo medicamentos hormonales a las mujeres. Esta práctica se suspendió debido a sus efectos secundarios: cáncer, accidente cerebrovascular, ataques cardíacos...

En la década de 1970, algunas feministas defendieron acabar con la depilación para que las mujeres recuperaran el control sobre sus cuerpos. En ese momento, el cabello era un símbolo de rebeldía.

En el presente la depilación está al orden del día. La vellosidad en las mujeres es vista en términos negativos. La depilación es una convención social.

Los cuerpos de las mujeres han sido controlados a lo largo de los siglos a través de los estándares de belleza. Las mujeres han sufrido dolor, humillación y ruina financiera al tratar de pagar costosas y peligrosas tecnologías de depilación. Incluso hoy, en esta era de supuesta libertad, muchas mujeres todavía se enfrentan al castigo por no cumplir con los estándares de belleza.


Vía: Owlcation


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog