miércoles, 2 de enero de 2013

La historia del "mini"


El "mini" es uno de los coches más conocidos del mundo. Esta es la historia de este pequeño coche.


FUENTE

En julio de 1956, el presidente egipcio Nasser nacionalizó el Canal de Suez. Cuatro meses más tarde, Gran Bretaña, Francia e Israel trataron de recuperar el control del canal invadiendo Egipto. Pero la invasión no fue apoyada ni por los Estados Unidos ni por la URSS, y fracasó. Para Gran Bretaña y Francia, la cosa fue peor, Arabia Saudí cortó el suministro de petróleo a estos dos países para castigarlos. Esto hizo que el precio de la gasolina se elevara en el Reino Unido, lo que obligó al gobierno británico a racionar los suministros. A muchos conductores se les limitaba a llenar el tanque una vez al mes.

La industria automovilística británica cayó en recesión, pues los consumidores se pasaron a coches pequeños que consumiesen poca gasolina, casi todos importados, a los que se les llamaba "coches burbuja". El Messerschmitt Kabinroller, era uno de ellos. Un scooter de tres ruedas con un solo cilindro, y motor de dos tiempos.

Kabinroller.  FUENTE

El Isetta de BMW, era otro de estos modelos. La parte delantera se abría como si fuese un refrigerador. Tenía motor trasero y tracción trasera, y era autenticamente feo. Leonard Lord, jefe de la British Motor Corporation, la compañía matriz de Austin, Morris, MG..., se indignó de que los automovilistas británicos se viesen obligados a conducir este tipo de vehículos baratos e incómodos. Mandó a sus ingenieros construir "un buen coche pequeño"  del cual se sintieran orgullosos sus propietarios. Lord quería que el coche, tuviese una cantidad mínima de espacio para que entrasen cuatro pasajeros. Con un motor de cuatro tiempos, y cuatro cilindros.

Isetta.  FUENTE



El hombre que Lord puso al frente del Mini, fue Alec Issigonis. Hijo de refugiados griegos procedentes de Turquía. Issigonis dirigió el equipo de diseño que creó el exitoso Morris Minor (1948), que en 1961 fue el primer coche británico que llegó al millón de unidades vendidas. El "Minor" era un coche bastante pequeño para los estándares de la época, pero que era en su interior sorprendentemente espacioso, Issigonis tenía una habilidad especial para exprimir la máxima cantidad de espacio en el interior de cualquier automóvil en el que trabajaba. La seguridad era otra parte importante en la filosofía del diseñador. "Hago mis coches con tan buenos frenos, y con un sistema de dirección tan bueno, que si la gente tiene un accidente es por su culpa".

Morris Minor.  FUENTE


Issigonis, junto a su mano derecha,  un ingeniero llamado Jack Daniels, y siete miembros de su confianza se pusieron a trabajar en el Mini. Con el motor transversal al igual que el Minor y una transmisión manual de 4 velocidades en tan sólo 18 centímetros, Issigonis le dio una forma muy cuadrada para proporcionar al conductor y a los pasajeros el mayor espacio posible. Colocó las ruedas en las cuatro esquinas del coche, utilizando las ruedas más pequeñas que se habían usado jamás en un automóvil. Tenían solo 10 centímetros de diámetro. En este pequeño espacio no había para una suspensión de muelles estándar, y uno de los ayudantes de Issigonis, Alex Moulton, diseñó el revolucionario y compacto cono de suspensión en goma con el que el Mini salió al mercado. Esta suspensión le confería un comportamiento dinámico y un confort superior al de coches más grandes. En el Mini no se instaló la radio, ni tampoco los cinturones de seguridad (muy pocos coches de la época los tenía). Pero Issigonis, un fumador empedernido, se aseguró de que el coche tuviese un cenicero.

Issigonis quería que el Mini tuviese un motor de 948cc que le habría dado al coche una velocidad máxima de más de 145 km/h. Pero le preocupaba que pudiese ser demasiado potente, tras unas pruebas, lo sustituyó por un motor de 848cc, que alcanzaba una velocidad máxima de 115km/h, lo que hacía que fuese más rápido que incluso el escarabajo de Volkswagen. Leonard Lord lo probó en julio de 1958 y tras cinco minutos eufórico gritó: "¡Construirlo!". Los primeros "Minis" salieron de la cadena de montaje a principios de 1959.

Alec Issigonis.  FUENTE

Le tomó un tiempo hacerse popular. Era diminuto en comparación con los coches británicos ordinarios. Pero a medida que la gente experimentaba su condución, el boca a boca comenzó a difundirse y aumentó la demanda. BMC vendido 116.000 Minis en 1960, pasando a 157.000 en 1961.

La introducción del Mini Cooper, un mini deportivo diseñado por John Cooper una leyenda de la Fórmula Uno, en julio de 1961, seguido de el aún más deportivo Mini Cooper S en 1963, generó aún mayor interés, impulsando las ventas a más de 240.000 unidades en 1964. A John Cooper se le pagó dos libras por cada uno de los Mini Cooper vendidos, por el uso de su nombre. Las ventas se mantuvieron fuerte durante el resto de la década, para alcanzar un máximo en 1971, de 318.000 "Minis" vendidos.

En tan sólo un par de año, el Mini se convirtió en el coche de las estrellas de cine británico, y celebridades de todo el mundo. Peter Sellers, Mick Jagger, Paul Newman, Steve McQueen, Bridget Bardot, los Beatles... tenían uno. El príncipe Carlos aprendió a conducir en él. El coche permaneció en el mercado hasta el año 2000. Hasta ese momento se vendieron más de 5,3 millones de automóviles, un promedio de cerca de 2.500 coches a la semana, durante 41 años.

Más tarde, los coches diseñados por Issigonis, incluyendo el Austin Maxi, tuvieron un fracaso de ventas que forzó a la British Motor Corporation a fusionarse con otros fabricantes de automóviles británicos en 1968. El conglomerado resultante, perdió tanto dinero que el gobierno británico lo nacionalizó en 1975. Los restos de este conglomerado fueron rebautizado como Grupo Rover en 1986. BMW compró Rover en 1994 e intentó reflotarlo, pero se rindió en el año 2000 y vendió la compañía en pedazos, a excepción de la división Mini. BMW ha convertido a Mini en una empresa próspera. En abril de 2007, BMW vendió su Mini número un millón.

File:2007-2010 Mini Cooper (R56) S hatchback 01.jpg
Mini Cooper de BMW.  FUENTE


Vía: Neatorama

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog