jueves, 3 de octubre de 2013

Percy Shelley: El poeta cuyo corazón no quería morir


Percy Bysshe Shelley fue un pionero del movimiento romántico inglés. Tras su muerte, las circunstancias que rodean a los restos mortales de Percy Shelley son curiosas e intrigantes. Su esposa, Mary Shelley, conservó el corazón marchito de Percy durante más de 30 años envuelto en seda dentro de un ejemplar encuadernado de "Adonais" una de las obras de su marido. Pero aunque parezca mentira esto es lo menos destacable de la historia.

FUENTE

El 08 de julio 1822 Percy zarpó de Livorno con destino a Lerici en su barco, el Ariel. El viaje era de tan sólo cincuenta kilómetros a través del Golfo de la Spezia. Sin embargo, Percy y sus dos tripulantes nunca más fueron vistos con vida. En algún momento, el Ariel se hundió víctima de una tormenta. Durante varios días no se encontraron los cuerpos y la historia habría terminado allí si Percy no hubiese conocido al capitán Edward John Trelawny seis meses antes. Percy y el capitán Trelawny se habían convertido en amigos , el afecto de Trelawny por Percy era tan grande que peinó la costa durante 10 días hasta que se enteró que habían aparecido tres cuerpos en tierra.

Trelawny   FUENTE

Los cuerpos fueron arrojados a la costa en la jurisdicción de tres gobiernos diferentes, ya que Italia no estaba unificada en ese tiempo, y así Trelawny tuvo que negociar con los gobiernos de Lucca, Florencia y Pisa para poder acceder e identificar los cuerpos. La ley dictaba que todos los cuerpos que expulsaba el mar debían ser sepultados inmediatamente. Además, los cuerpos iban a ser cubiertos en cal viva para acelerar su descomposición por miedo a las enfermedades. Para rescatar el cuerpo de su querido amigo, el capitán Trelawny dejó caer la idea de la cremación convenciendo a las autoridades que el fuego acabaría con cualquier posible contagio. El único problema era que las cremaciones tendrían que producirse en el lugar de las sepulturas improvisadas. Sin inmutarse, Trelawny llevó al sitio un crematorio portátil. Todo esto llevó varias semanas, pero el 16 de agosto Trelawny finalmente logró localizar los restos de Percy Shelley. Tardaron más de una hora en excavar, el lugar del enterramiento, y uno de los trabajadores por accidente agrietó el cráneo del cadáver, pero el cuerpo finalmente fue exhumado y cremado.

Las únicas partes que no fueron consumidas por el fuego, fueron algunos fragmentos de huesos, la mandíbula y el cráneo, pero lo sorprendente es que el corazón se mantuvo intacto. Trewlany rescató el corazón de las llamas quemándose la mano.

María Shelley deseaba, tener los restos de su marido en Roma junto a su hijo fallecido William y se lo pidió a Trelawny. Trelawny estaba enfermo, por lo que los restos incinerados estuvieron en una bodega durante seis meses y, finalmente, Trelawny cumplió con María. Encargó la construcción de dos tumbas, en una estaban los restos enterrado de Percy bajo una lápida, grabada irónicamente con el lema en latín "cor cordium" (Corazón de Corazones).

FUENTE

El corazón de Percy no llegó a Mary Shelley. En su lugar Trelawny se lo dió al poeta Leigh Hunt. Fue él, el que se lo entregó a María que lo guardó, hasta su muerte en 1855. En 1889 el corazón de Percy Shelly fue finalmente enterrado con el cuerpo de su único hijo superviviente, Percy Florence Shelley, en la tumba que había construido para él y su madre. Pero ¿qué pasa con la segunda tumba construida por Trelawny en Roma? En 1881 una caja que contenía las cenizas del propio capitán Trelawny fue enterrada allí.

Muchos historiadores y expertos médicos especulan que el "corazón" era en realidad un hígado. Sin embargo, tanto María como Trelawny creían que era el corazón de Percy Shelly.

Vía: Neatorama


NOTA APARTE: Nuestro personaje está ahora de moda porque es el autor del poema que da título a ese capítulo de Breaking Bad que pasará a la historia "Ozymandias"







No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog